Biblioteca

Combinando las finanzas abiertas y la protección de datos para los consumidores con bajos ingresos

Las finanzas abiertas ofrecen a los consumidores de bajos ingresos un mayor control de su información personal, contribuyendo a que sus datos trabajen para ellos, dándoles acceso a más productos a menor costo a través de canales múltiples y de fácil acceso, y permitiendo la incorporación remota de los consumidores. En el marco de las finanzas abiertas, con el consentimiento del cliente, los bancos y los proveedores de servicios financieros (FSP, por sus siglas en inglés) estarían obligados a compartir los datos de los consumidores con otros FSP y/o terceros proveedores, como las fintech. Sin embargo, esta capacidad sin precedentes de mover historiales financieros completos da poder a los consumidores y plantea riesgos. Por ejemplo, los usuarios de datos podrían cederlos a terceros sin que los consumidores tuvieran mucho control sobre ellos o garantías de que se utilizarán en su interés.  Además, en las manos equivocadas, los datos podrían utilizarse para cometer fraude o causar otros perjuicios, lo que socavaría la confianza de los consumidores en las finanzas abiertas y daría lugar a una baja adopción. Por lo tanto, es importante crear un marco jurídico que facilite el intercambio de datos de los clientes y, al mismo tiempo, los proteja.

Esta nota técnica del CGAP subraya las disposiciones básicas de protección de datos que deberían estar en vigor para un régimen de finanzas abiertas, así como la forma en que pueden abordarse a través de la legislación y la regulación. (Texto en inglés)

Categories: Lecturas Recomendadas
Author: Cgap